Soy Zen

La importancia de los límites para tu bienestar mental

En nuestra infancia no siempre nos enseñan a establecer límites, al contrario, en muchas ocasiones por ser niños, los adultos de una u otra forma sobrepasan nuestros límites.

Por ejemplo, cuando un niño no quiere acercarse a dar un abrazo o un beso a un adulto, que no conoce y que no ha visto en su vida, los padres suelen responder con la típica frase “Saluda y dale un abrazo porque es amigo de nosotros”. En ese tipo de situaciones los padres están sobrepasando los límites que el niño está colocando por el simple hecho de no querer dar afecto físico a un desconocido.

De la misma manera, nos enseñan a respetar los de los adultos que nos rodean y el mensaje es al otro si, pero los tuyos no.

De esa forma vamos creciendo entendiendo que lo aceptable es no tenerlos, y que cuando los pones está mal y no te van a “querer” si lo haces.

Es por ello que no es frecuente entender que establecer límites claros en nuestras relaciones y en nuestra vida diaria es esencial para mantenernos sanos y felices.

¿Por qué son necesarios los límites?

Bueno, imagina que tienes un vaso de agua. Si sigues vertiendo agua sin parar, el vaso se desbordará. Lo mismo sucede con nosotros.

Cuando no establecemos límites, podemos sentirnos abrumados, estresados y agotados. Es crucial recordar que es completamente aceptable tener autonomía sobre nuestras propias decisiones y acciones.

Decir «no» a algo que no nos hace sentir bien no significa ser egoísta, sino que nos genera confianza y nos ayuda a cuidar nuestra salud mental y emocional. Además, al poner límites, fomentamos relaciones más auténticas y respetuosas.

Poner límites es una muestra de amor propio y autoestima. Elegir lo que es mejor para nosotros nos permite ser más felices y estar en armonía con quienes nos rodean. Sin embargo, a veces puede ser difícil mantener esos límites cuando alguien insiste en traspasarlos.

¿Qué hacer si alguien no respeta tus límites?

En primer lugar, comunica claramente cuáles son tus límites y por qué son importantes para ti. A veces, las personas pueden no darse cuenta de que están sobrepasando estos límites, así que una conversación honesta puede marcar la diferencia.

Si a pesar de tus esfuerzos, alguien sigue transgrediéndolos, es necesario priorizar tu bienestar. Aprende a decir «no» de manera firme y busca apoyo en aquellos que sí respeten tus límites. Recuerda que está bien alejarte de situaciones tóxicas o de personas que no respeten tu espacio mental y emocional.

Espero que este mensaje sea útil para ti y que te ayude a comprender la importancia de los límites en tu vida.

¡Cuidémonos y apoyémonos mutuamente en este viaje hacia la salud mental!

MÁS ARTÍCULOS QUE TE PUEDAN INTERESAR

Llorar

A menudo malinterpretado y estigmatizado, el llanto es una forma natural y...

VER ARTÍCULO