Soy Zen

Estigma

Es curioso lo natural que resulta que alguien hable de su diagnóstico de hipertensión arterial o de diabetes, y que reciba apoyo. A éstas personas normalmente no les cuestionan si quieren llamar la atención o que pongan de su parte para mejorar.

A quien sufre de una enfermedad mental si lo cuestionan con frecuencia.

Gracias a los avances en el área de salud mental y yo me atrevería a decir que al alcance de las redes sociales, dicho cuestionamiento es cada vez menor. E incluso cada día son más las personas que se suman a hablar también con naturalidad de estos diagnósticos. Y ojo, no podemos romantizar las enfermedades, más si necesitamos dejar de estigmatizar a quienes las padecen y que además es una gran parte de la población mundial.

El origen de las enfermedades relacionadas a la esfera mental es multifactorial, es decir, hay diferentes factores que se asocian (biológicos, genéticos, ambientales, familiares, psicológicos) y te predisponen a desarrollar en algún momento de tu vida alguna de ellas. Entonces no es una elección de vida, no se trata de que alguien no sea lo suficientemente “fuerte o capaz mentalmente”. Sino de una confluencia de elementos que se presentan en la vida de esa persona y que no dependen al 100% de ella.

Entender esto es valiosísimo y un paso para enfrentarnos a los estigmas que se han impuesto y comenzar a derrumbarlos.

Te invito a combatirlos juntos.

MÁS ARTÍCULOS QUE TE PUEDAN INTERESAR

Llorar

A menudo malinterpretado y estigmatizado, el llanto es una forma natural y...

VER ARTÍCULO