Soy Zen

¡Encajar!

Para algunos es tan sencillo, mientras que otros se pasan la vida buscando dónde y cómo encajar.

Yo durante muchos años sentí que no encajaba. Y la verdad es que en donde me encontraba no podía encajar. Era distinta. Ni mejor ni peor, sólo distinta.

Muchos años después, encontré mi lugar, estoy donde tengo que estar. Esto no llegó de un momento a otro ni sin un trabajo de mi parte. Fue necesario que recorriera un camino terapéutico, de introspección, de conocerme a mi misma y comenzar a aceptarme. En ese camino me reconocí como algo que llamo ser un “perro verde” (en realidad me lo enseñó mi terapeuta, no inventé yo el concepto). Y es que en el mundo existen perros de muchos colores “normales” marrones, blancos, negros, etc. y también existimos personas consideradas diferentes por distintas razones. Como mencioné, mi terapeuta nos llama perros verdes, yo agrego que además hay azules, morados, etc.

Obviamente un perro de un color fuera de lo considerado normal no va a encajar en el grupo de pelaje marrón. Y NO NECESITA hacerlo. Tiene su propio grupo. Y para ello necesita reconocerse, aceptarse y luego encontrar a sus iguales.

Hoy tengo mi manada de perros verdes (un grupo de gente distinta y rara como yo), que además cobijamos a otros como nosotros, que andan buscándose y buscando.

Y quiero que sepas que TODOS tenemos un lugar, tenemos una manada, tribu o como quieras llamarlo. Tú también puedes encontrarla, para ello necesitas aceptarte, con tus “rarezas”, diferencias, con tu HUMANIDAD. No tratando de cambiarte y forzándote a encajar y ser algo que no eres. Ser tú, ESTÁ BIEN. No necesitas ser de una forma específica, no necesitas cambiarte ni compararte, no importa si te lo han dicho un millón de veces. Créeme que sólo necesitas ser como eres. Trabaja en ti, cree en ti, que encontrarás también ese lugar donde todo se sienta familiar, cómodo y seguro, así sea junto a una sola persona. Allí es donde necesitas estar.

MÁS ARTÍCULOS QUE TE PUEDAN INTERESAR

Llorar

A menudo malinterpretado y estigmatizado, el llanto es una forma natural y...

VER ARTÍCULO