Soy Zen

Alimentación y salud mental

¿Te has preguntado alguna vez por qué existe el dicho «somos lo que comemos»? Bueno, resulta que esa frase podría estar más cerca de la verdad de lo que pensamos, especialmente cuando se trata de nuestra salud mental.

La conexión entre nuestra alimentación y nuestro estado de ánimo es una simbiosis interesante que involucra desde lo que ponemos en nuestro plato hasta cómo nos sentimos en el día a día.

Imagina que tu intestino y tu cerebro son los mejores amigos, que tienen una línea directa de comunicación 24/7. Esta línea directa, llamada eje intestino-cerebro, es como un puente de doble sentido, por lo tanto, la comida que ingerimos puede influir en nuestro estado de ánimo y, a su vez, cómo nos sentimos puede impactar en la salud de nuestro intestino. Es una relación de ida y vuelta que puede determinar si nos sentimos brillantes y llenos de energía, o si nos sentimos bajos y sin ánimos.

Ahora, hablemos de la microbiota

La microbiota es un grupo de billones de bacterias que viven en nuestro intestino. Son bacterias amigables que nos ayudan con la digestión, la absorción de nutrientes y, sorprendentemente, pueden influir en cómo nos sentimos. Cuando los alimentos buenos para nuestra microbiota, como los alimentos fermentados (yogur natural o chucrut), están en la mezcla, puede realmente marcar la diferencia en cómo nos sentimos cada día.

Y, por supuesto, aquellos alimentos que nos producen inflamación, pesadez, que afectan la microbiota, nos pueden hacer sentir malestar y desmejorar nuestro ánimo. 

Hablemos de esos alimentos que realmente pueden hacer que nuestras mentes se sientan en las nubes

  • El omega-3 (salmón, nueces, semillas de chía), es como combustible de cohetes para nuestro cerebro, ayudando a que funcione de manera óptima.
  • Triptófano, que se encuentra en alimentos como el pavo, los huevos e incluso las espinacas, cacao, puede ser un verdadero impulsor del ánimo, ya que es el precursor de la serotonina, ese neurotransmisor que nos ayuda a sentirnos bien.

Hablemos del Cacao

Hagamos una pequeña mención aparte al cacao, ya que además de ser delicioso, contiene compuestos que pueden estimular la liberación de endorfinas en el cerebro, lo que puede producir una sensación de bienestar. Es rico en antioxidantes y puede contener compuestos que mejoran el flujo sanguíneo al cerebro, lo que a su vez podría tener un impacto positivo en el ánimo.

Además del cacao, otros alimentos que pueden mejorar el ánimo son los plátanos, los cuales son ricos en triptófano y vitamina B6, ambos importantes para la producción de serotonina. Las bayas, especialmente las fresas, arándanos y frambuesas, son ricas en antioxidantes que pueden tener efectos positivos en el estado de ánimo. 

El té verde, rico en compuestos como la teanina, también se ha relacionado con la mejora del estado de ánimo y la reducción del estrés.

Al incluir una variedad de estos alimentos en nuestra dieta, podemos trabajar de manera proactiva para mantener un estado de ánimo equilibrado y una buena salud mental en general.

Así que, elijamos qué comer con mucha más conciencia y conocimiento, no solo estamos alimentando nuestro cuerpo, también estamos nutriendo nuestro estado de ánimo.

MÁS ARTÍCULOS QUE TE PUEDAN INTERESAR

Llorar

A menudo malinterpretado y estigmatizado, el llanto es una forma natural y...

VER ARTÍCULO